No ha accedido al sistema (entrar)



DIA INTERNACIONAL PARA LA ELIMINACIÓN DE LA VIOLENCIA DE GÉNERO. Manifiesto de la Universidad de Valladolid


En la lectura del manifiesto de 2016 denunciábamos el asesinato de 44 mujeres víctimas de violencia de Género. Un año más tarde comprobamos que en 2017 son 44 las mujeres  asesinadas en el estado español por hombres con quienes mantenían o habían mantenido una relación de pareja a las que hay que añadir lamentablemente 8 menores (hijos o hijas de las víctimas).

Hoy 25 de noviembre de 2017 esta cifra resuena y avergüenza en los oídos de una sociedad consciente de que ésta es solo la punta del iceberg de una violencia de género, que presenta muchas formas y diferentes intensidades y que por desgracia, lejos de atajarlo vemos como continúa agravándose la situación y por desgracia se “normaliza” en la sociedad. Es por ello que queremos expresar nuestra repulsa institucional a la violencia de género y nuestra negativa a permitir que se normalice esta situación tan grave, por lo que queremos recalcar el compromiso de la Universidad de Valladolid para trabajar con empeño, contundencia, tenacidad y coordinación inter institucional para intentar poner fin a esta situación.  

No podemos permitir por más tiempo que generación tras generación se sigan reproduciendo más situaciones de discriminación

  • que valoran a las mujeres por debajo de los varones,
  • que les asignan roles que dificultan, cuando no impiden claramente, su desarrollo personal y profesional pleno,
  • que las subordinan en la toma de decisiones apartándolas de los espacios de poder y
  • que en el peor de los casos las violentan psicológica y físicamente hasta, incluso, la muerte.

Cada vez que se produce uno de los lamentables actos de violencia decimos que es responsabilidad de la educación conseguir el avance hacia la igualdad, pero la responsabilidad educativa no es sólo del sistema (escuela, instituto, universidad) es responsabilidad de toda la sociedad y cada uno de sus miembros.

La Universidad de Valladolid es consciente de que no puede ser ajena a este grave problema social, ya que como cualquier otro ámbito social, también puede ser escenario de manifestaciones de la violencia machista, como el acoso sexual o el acoso por razón de sexo.

Por ello la UVa está comprometida institucional mente en la erradicación de esta violencia,  como se pone de manifiesto en diversas actuaciones que realiza. Actuaciones que van desde las muchas y diversas actividades de sensibilización y formación que se desarrollan en sus centros, a la existencia de un protocolo de prevención y actuación frente al acoso sexual y acoso por razón de sexo en el ámbito de la UVa.

Sabemos que la violencia de género comienza pronto, que las adolescentes reciben cada vez  más temprano el mensaje del miedo y -muchas de ellas- los primeros signos de la violencia; sabemos que no siempre se reconocen los síntomas, ni por parte de la sociedad en general, ni de su entorno próximo, ni siquiera de ellas mismas...

La violencia de género es la manifestación más extrema de la desigualdad, que empieza a manifestarse en los pequeños micromachismos que aceptamos como una gracia, justificamos como una forma de ser o interpretamos erróneamente como la llamada caballerosidad,  cuando no amor...

Estar atentos a esos pequeños indicadores cotidianos, leerlos como lo que son: luces de alerta...es labor de todas las personas que apuestan por la igualdad, es labor de la universidad (como parte de la sociedad) y de todas y cada una de las personas que la integran.

Es preciso que nuestra institución esté vigilante ante esta situación y plenamente comprometida en la lucha contra ella, pero también es preciso que todas y cada una de las personas que componemos esta institución participemos activamente en la detección, denuncia y eliminación de esta lacra social.

Para ello, la Universidad está centrando sus esfuerzos en programar acciones, que, si bien se intensifican en torno a esta fecha, se desarrollan a lo largo de todo el año, dedicadas a formar, concienciar y sensibilizar a la comunidad universitaria, para que seamos capaces de ver que este tipo de violencia está presente en nuestro entorno más cercano y si no tomamos parte nos hacemos partícipes, y para que seamos capaces de luchar contra esta lamentable situación desde la razón, la cultura y el conocimiento